Welcome to Ecuador, Iron Maiden

En la nota “fan experience” de esta semana nos habla Stalin Maquizaca, quien nos cuenta acerca de como salió “de cacería” para poder obtener una foto con los miembros de Iron Maiden en la única vez que se presentaron en Quito, Ecuador, en 2009, durante la “Somewhere Back in Time Tour”.


Hola mi gente, les escribo desde Quito – Ecuador (en plena cuarentena) para contarles mi experiencia. En el año 2009 Iron Maiden se presentaba en Ecuador y fueron recibidos en el aeropuerto como mega estrellas. Con la ex-novia de un amigo, mi amigo y yo, fuimos al hotel donde se hospedaban y logramos entrar (misión imposible para cualquier fan). Dimos vueltas por todos lados hasta que dimos con el lugar donde la banda estaba comiendo. Nos sentamos en una mesa a escasos metros del grupo, empezaron a salir del restaurante y pasaron por detrás de una de nuestras sillas. Verlos fue mágico. Al cabo de unos minutos regresó Adrian, al parecer olvidó algo en la mesa que estaba ocupando y fue cuando nos acercamos y le pedimos una foto a la cual accedió y además un saludo de mano (mi Maiden favorito, cumplimos el mismo día, 27 febrero), y bueno, yo pensé que si volvió Adrian podía volver otro músico y la magia se hizo; vimos pasar a Bruce y con mi amigo salimos corriendo detrás de él. Lo esperamos fuera del baño, (no cabía entrar con él) al momento que salió lo abordé y le dije “Mr. Dickinson welcome to Ecuador, one picture please?” se sonrió y dijo “of course”. No lo podía creer tenía dos fotos con miembros de la banda, eso ya era mucho pedir.

Al día siguiente y por medio de un contacto me llegó el dato que los Maiden iban a conocer la mitad del mundo (un sitio turístico). Pedí permiso a mi jefe (gracias Juank) y con la ayuda de mi primo que pasó a recogerme, fuimos al lugar. Llegamos e ingresamos y al poco de caminar nos topamos con un grupo de fans rodeando a la banda. No lo podía creer, por segunda vez los tenía frente a mí, y empezó la cacería, primero Dave (“hello Dave welcome to Ecuador”) y foto. Steve estaba rodeado por mucha gente pero tenía un aura especial, diferente, el tipo era mágico, sonreía con todos, parecía un músico que apenas acababa de conocer la fama, pero era Steve, no creía lo que podía ver, me acerqué y le dije lo de siempre, “Hello Steve, welcome to Ecuador” él me miró, me dio la mano, me abrazó y foto con Steve (ya tenía cuatro).

Fui en busca de Nicko. El tipo había llevado un palo de golf y estaba practicando en pleno sitio turístico y reía y molestaba todo el tiempo, gran tipo. “Hello Nicko”, me miró, sonrió como si fuésemos amigos de siempre y me dijo “how are you?”, le dije “estoy bien” (en español), él volvió a sonreír, me abrazó y foto con Nicko, nuevo abrazo. Me faltaba solo uno.

Janick estaba algo alejado del grupo, tomando fotos y yendo de un lugar a otro, lo vi de lejos y me escabullí de la policía (que para ese momento ya había llegado al lugar). “Hello Janick, welcome to Quito”, el me dijo “Thank you, how are you?” y yo, “aim fain, plis uan pictur“, “ok” me dijo y sonrió. No hubo abrazo pero si foto. Me despedí e hice un inventario rápido en mi cabeza: lo tenía, una foto con cada miembro. Iba de salida rumbo a mi trabajo (recordar que era un día laborable y una hora laborable) y encuentro sentado a un señor gordito y risueño: “Mr. Smallwood, one picture please?”, él me dijo algo así como, “¿seguro quieres una foto conmigo?” y yo “of course”, abrazo, sonrisa y foto. Me preguntó si iba al show, le conteste que si y me dijo que esperaba que lo disfrute mucho.


Si querés que tu anécdota maideneana aparezca en esta sección de la web, envíanos un mail a maidenarg@gmail.com contándonos tu historia en, por lo menos, mil (1000) caracteres y dos (2) fotos.