Steve Harris nombra sus 6 líneas de bajo favoritas de Iron Maiden

Comenta el sitio guitarworld.com:

Freddy Villano, bajista, se encontró con Harris mientras estaba de gira en el Reino Unido apoyando su primer proyecto en solitario, British Lion, un disco que le permitió explorar lo que él considera como”rock más convencional”, en la línea de The Who y UFO.

Aquí, el rey galope de Iron Maiden señala cuales son las líneas de bajo de las que está más orgulloso en el histórico catálogo de la leyenda del metal.

1. Phantom of the Opera

“Escribí eso en la trastienda de la casa de mi abuela. Estaba viviendo con ella en ese momento. Afortunadamente para mí, tenía mi pequeña habitación allí porque los tíos y tías se fueron de casa. Recuerdo haber pensado en ese momento que pensaba que tenía algo bastante bueno”.


2. Innocent Exile

“Eso fue antes incluso de que formara a Maiden. Hice el riff de apertura con otra banda, llamada Smiler, pero se llamaba de otra manera.

El resto de la canción se cambió más tarde, pero la introducción es probablemente de la misma época en que escribí “Burning Ambition” [lado B del single de 1980 “Running Free”], que fue la primera canción propiamente dicha que escribí.”


3. Run to the Hills

“Antes del primer álbum teníamos como cuatro años y medio de canciones y luego solo había tres canciones nuevas en “Killers”: 80% o 90% de ese material también era de los primeros cuatro años. Cuando llegamos a “The Number of the Beast”, no quedaba nada.

“Recuerdo haber pensado: “Dios, no solo tenemos un nuevo cantante, sino que no nos quedan canciones [risas]. Hubo un poco de presión allí”.


4. Where Eagles Dare

”Piece of Mind” fue el primer disco de Nicko [McBrain, batería] con la banda. Su forma de tocar es muy diferente a la de Clive [Burr, baterista original de Maiden] y cambió el sabor de la banda.

“Él no escribió nada y nosotros seguimos escribiendo como lo hacíamos, pero experimentamos con algunas cosas como el patrón de batería en “Where Eagles Dare”. Hice tapping en mis piernas para él, y no puedo tocar la maldita batería para salvar mi vida [risas]”.


5. To Tame a Land

“Esa canción fue con una de las primeras en las que pensé que estaban sucediendo algunas cosas musicales interesantes. Empujamos los límites un poco con esa. Nuevamente, hubo mucha presión. “The Number of the Beast” fue el Número Uno en el Reino Unido y eso te pone bajo mucha presión. Pero creo que siempre hemos prosperado bajo presión”.


6. The Red and the Black

“En realidad, compuse la introducción hace un tiempo, pero nunca pensé qué tipo de composición podía pegar con eso. Simplemente sentí que era el momento adecuado para trabajar en ello. Creo que tiene una influencia española, que se vinculó con [el significado de] la canción en sí. Estoy muy contento con el resultado”.