When the River Runs Deep (Cuando el Río es Profundo)

(Smith/Harris)

Esta canción vuelve a tocar el tema de la religión, el destino, y la incertidumbre sobre lo que hay más allá de la vida terrenal. El narrador comienza tratando de persuadir a alguien de buscar algún tipo de conocimiento que está muy profundo en nuestra mente, y que si lo encontramos "El cielo nos esperará con las puertas abiertas". Suena más bien a una metáfora, de que el verdadero "Cielo" es más bien algo imaginario, y que si podemos darnos cuenta de eso, tenemos toda la vida por delante para vivirla sin estar esperando ningún milagro divino.

Cuando la canción dice que "Hemos firmado la despedida de nuestras vidas para tener una salida" habla de como la gente creyente se ata al milagro de la vida después de la muerte, y de creer lo que es conveniente para cada uno, negándose al posible hecho de que no haya nada después de la muerte, pero al fin y al cabo, es algo que no podemos decidir, ya que nadie es dueño de su destino. Teniendo en cuenta esto, el mencionado "Camino de la ruina" podría referirse al camino de las religiones, donde es muy fácil "esconderse" de las verdades, tratando de taparlas con pensamientos irracionales al no tener explicación alguna.

El río profundo es una metáfora sobre el conocimiento. Una vez que podamos entender que no somos dueños de nuestro destino, y que tampoco hay un Dios que decida, la línea de la ingenuidad se romperá. La metáfora de la sangre se refiere a la vida que comenzará a fluir libre.

Musicalmente, "When the River Runs Deep" es una canción efectiva y rápida, con un estribillo pegajoso que recuerda a los mejores momentos de la placa "Dance of Death", con una frescura distinta.