Heaven can wait ‘til another day…

En el “fan experience” de hoy, Franco Scarpino nos cuenta cuando, literalmente, se moría por jugar un partido de fútbol con Steve Harris.


En 2019 jugamos un partido de fútbol contra Iron Maiden en cancha de Excursionistas. 11 de octubre para ser más preciso, todo hermoso, saludos con Harris, fotos, charla de la cual no me acuerdo, fotos con Cani (Claudio Paul Caniggia), Gancedo y todos los jugadores de ellos.

Comenzó el partido y me cargué a patadas a unos cuantos, La cosa es que íbamos ganando 2 a 1 y ellos ni la veían. 20 minutos del primer tiempo y me caigo muerto de un infarto. Estuve 5 minutos literalmente muerto. Me hicieron RCP más desfibrilador de por medio. Steve estaba desesperado (por lo que me contaron) me quería dar un brebaje que ni él sabía qué era.

Después de 7 o 10 minutos tuve pulso. Me internaron y no me daban ni 10 porciento de esperanza de vida. Pase una pesadilla: 46 días internado, 3 bypass, un stend, 20 días en coma, 16 días sedado y 10 días de recuperación y me dieron el alta. Volví a mi casa con un desfibrilador implantado.

Cuando llegó a mi casa estaba la sorpresa que Steve me mandó la colección completa de todos los vinilos desde 1990 al día de hoy.

Up the Irons!


Si querés que tu anécdota maideneana aparezca en esta sección de la web, envíanos un mail a maidenarg@gmail.com contándonos tu historia en, por lo menos, mil (1000) caracteres y dos (2) fotos.