Log In Regístrate

Extras

banner_cesar banner_diario banner_cesartff

Entrevista con César Fuentes RodrÍguez
5 de Junio de 2010

César Fuentes Rodriguez

Sabemos que estas con varios proyectos actualmente , como ser los programas "Ave Cesar", el "Noticiero de las pampas", la edicion de "Requiem" y la reciente publicacion de tu libro "El infierno y los Celacantos" ¿que nos podes contar de los mismos?


Requiem es una revista que la gente de Epopeya se empeñó en montar luego de que ésta desapareciera. Yo estaba en España mientras Roxana Palacio, Javier Izurieta, Claudio Guarido, Gabriel Herz y los demás la pusieron en funcionamiento, y era muy poco lo que yo podía ayudarlos desde allá. El gran mérito es de ellos. Cuando volví a Buenos Aires hace unos años me dijeron si no quería hacerme cargo. Y aquí estoy, encantado. De algún modo es una revista muy nueva, con menos recursos, llevando adelante el legado anterior tan dignamente como pudiera esperarse, y haciendo un camino casi artesanal, porque lo que nos importa es mantener la calidad. Con respecto a los programas, la verdad que todo tuvo que ver con el reencuentro con La Nave De Oseberg y la oportunidad de usar los estudios para realizar una serie de proyectos muy profesionales. El Mariscal Romero, con el que estuve colaborando en España, me preguntó por qué no hacía un reporte semanal sobre la escena metalera argentina y, dado que el estudio estaba a disposición, le puse manos a la obra. La idea era traer invitados al piso todas las semanas y pasar ante todo música de la escena local. Así que El Noticiero De Las Pampas empezó a emitirse por Mariscalrock.com y los programas quedan colgados en www.radio.requiemweb.com.ar En definitiva, no sólo van pasando por los micrófonos los referentes locales tanto como las bandas under, sino también artistas que nos visitan como Timo Tolkki, Eric Martin o Doogie White. Una vez que El Noticiero estaba andando, Martín Toledo me preguntó por qué no hacíamos de vuelta Ave Cesar, como cuando grabábamos los programas para la FM NRG o para los CDs de Epopeya. Junto a Sergio Choren y Aranosky nos animamos con unos cuantos programas a fines del 2009 y verdaderamente la repercusión nos sobrepasó, así que continuamos con la locura de hacer un Circo Romano en radio en www.dontpaymusic.com/avecesar sin extrañar gran cosa la radio de aire, porque la calidad del programa lo justifica y el enganche de la gente resulta extraordinario. Sobre la novela, en realidad, yo escribo ficción desde que era adolescente. Tengo un par de novelas a medio escribir, pero "El Infierno Y Los Celacantos" fue la primera que llevé hasta el final. En cierto punto me obsesionó tanto que no tuve más remedio que terminarla. Es una especie de novela gótica con elementos policiales, eróticos y de ciencia ficción que empecé en el 2000. El tema central tiene que ver con los sueños, con la revolución que ocurre en nuestras cabezas mientras dormimos. Justamente la novela empieza cuando un cineasta español es convocado a la estancia de un multimillonario sudamericano para realizar el extravagante encargo de filmar sus sueños día a día. Me llevó cinco años escribirla. Realmente todavía me cuesta creer que esté publicada y en las librerías, pero alguna vez tenía que ser…

¿Cómo fue que comenzastes a escuchar Heavy Metal? ¿Y que te llevo a ingresar en el mundo de la musica?


Bueno, fue un comienzo muy puntual. Yo estaba en la secundaria y me sentaba más o menos a la mitad del aula, tenía mucho contacto con los que estaban adelante y se estudiaban todo, pero un día me fui a charlar a los bancos de atrás y esa gente era como que estaba en contacto con otro mundo; y en materia de gustos, no sólo pop, música disco, Sui Generis y el pseudo-rock nacional que estaba de moda entonces. Los escuché hablando de música y en algún momento pregunté por algo que fuera "excitante" o "movido". Me dijeron "¿vos estás buscando 'música fuerte'?". "¡Eso,"fuerte"!", pensé yo. Me hicieron una lista de discos que según ellos estaban piolas y esa misma tarde cuando salí del colegio me fui al Centro Cultural Del Disco, que era la cadena más famosa de la época. Le mostré la lista a la vendedora y el primer nombre de la lista estaba. Me lo llevé sin pensarlo dos veces. Llegué a casa, me metí en mi pieza, coloqué el vinilo en un tocadiscos desvencijado que había en casa con una especie de reverencia religiosa, apoyé la púa y la dejé ir. Escuché los primeros cinco compases y supe que mi vida había cambiado para siempre. Era "Machine Head", de Deep Purple.

Me imagino que tu profesion te ha dado la posibilidad de entrevistar a musicos que en los comienzos, ni hubieras imaginado. ¿cuales son las mayores satisfacciones que te ha dado tu carrera?


Montones de satisfacciones realmente. Para qué negarlo, un par de veces me temblaron las piernas. Gillan, Glover y Dio me movieron el piso con su humildad y su buena disposición. Con Plant y Page tuve un reportaje muy difícil para televisión que saqué a flote a pura fibra y del que nunca me voy a olvidar. Siempre recuerdo mi primer contacto con Dickinson en La Heavy Rock & Pop y aquella noche fabulosa en que Blaze Bayley vino a la radio a dar su primer reportaje en vivo como miembro de Maiden. La mayoría de los tipos que entrevisté me demostraron que tenían una onda fabulosa, que la fama es puro cuento y que cuanto más grande sos más vale la pena estar pendiente de tus fans.

Nos metemos en el mundo de Iron Maiden: ¿que te parecio el nuevo single "El Dorado"?


Me encantó, realmente. No es un tema necesariamente ganchero pero tiene todo lo que a un fan de Maiden podría gustarle, incluyendo la cabalgata, una opulenta sección de bajo bien a lo Harris, y un dejo de misterio en la letra. Por de pronto, "El Dorado" me convence mucho más que cualquier tema del disco anterior, y eso ya sirve para abrir el apetito.

Algo que esta generando opiniones encontradas es la nueva imagen de Eddie, Que si es Eddie, que si no: ¿qué te parece el arte de tapa?


Evidentemente el arte está volcado al comic de los años '50, toda esa idea de la ciencia ficción procesada en historieta. Yo de chico coleccionaba las figuritas de 'Marte Ataca' (Tim Burton se inspiró en ellas para la película) así que me resultó natural y al mismo tiempo refrescante. No está mal eso de un Eddie como monstruo de otro planeta. El dibujo en sí mismo me encanta, tiene muchas posibilidades.

¿Que esperas del nuevo disco?


No tengo una expectativa definida. Creo que Maiden podría profundizar más aún en temas de mitología e historia, son cosas que realmente le van bien a la banda, y sobre todo escapar un poco de la indefinición del último disco. Pero no conviene conjeturar ni soñar demasiado para no arruinar la sorpresa.

A fines de 1998 Iron Maiden atravezaba quizas su momento más oscuro. Sin embargo Bruce Dickinson junto a Adrian Smith, venian muy bien con sus ultimos discos: Accident of Birth y The Chemical Wedding: ¿Quien crees que fue el q levanto el tubo primero para la reunion? ¿Y que parte creés q se "beneficio" más?


El primero que levantó el tubo fue Rod Smallwood, sin duda. Harris es un tipo ambicioso, y en algún punto entendió que Maiden era más importante que los egos. La banda no estaba bien, y más temprano que tarde, él lo percibió. Bruce, por su parte, había logrado lo que nadie: triunfar artísticamente fuera de Iron Maiden. Entonces había que aproximar los extremos. Creo que las dos partes se beneficiaron por igual, aunque Bruce consiguió hacer valer su punto de vista de que el peso creativo del grupo tenía que estar más repartido para tener a todos conformes.

Cuando se produce la vuelta de Bruce, trajo aparejado tambien el regreso de Adrian, convirtiéndose la banda en un sexteto: ¿Crees que la banda le saco realmente provecho a las 3 guitarras ?


No, no realmente. Salvo en lo visual, ahí sí tiene sentido. Yo pensé en principio que iban a adoptar el esquema del rock sureño a la manera de The Outlaws o Lynyrd Skynyrd (como habían sugerido, efectivamente), pero en lugar de coreografiar la pose del "ejército de cuatro guitarras" (tres más el bajo) en exclusiva, hicieron una puesta más dinámica con Janick como pivote y los demás recorriendo el escenario a placer. No está mal. En cuanto al sonido, nada cambió demasiado, es cierto.

¿Cual te parece el mejor trabajo desde la vuelta de Bruce?


Supongo que la nueva etapa de Maiden viene controvertida porque hay un elemento progresivo en la manera de encarar las canciones que antes apenas se tomaba en cuenta. A mí "Brave New World" y "Dance Of Death" me encantaron, en cambio "A Matter Of Life And Death" no me convenció cuando salió y sigue sin convencerme. Me quedo con "Brave New World" como disco, aunque mis canciones favoritas desde la vuelta de Bruce son "Paschendale" y "Montségur", de "Dance Of Death".

Recuerdo leer una review de "A Matter Of Life and Death", en el que el disco no te habia dejado del todo conforme: ¿Como ves ese disco , hoy a la distancia?


Me sigue pareciendo el más flojo desde la vuelta de Bruce. Las canciones largas me resultan faltas de dirección y las más concisas sin el impacto debido. Honestamente, no pediría ningún tema de este álbum en mi recital ideal de Maiden.

Una etapa que realmente levanto controversias, es la era Bayley: ¿Cuales son los aspectos positivos y negativos que se podrían resaltar de esa epoca?


Fue una época de crisis y reacomodamiento, y es cierto que, en cuanto a resultados, los aspectos positivos fueron pocos. Nadie pensaba que estaba viendo al auténtico Maiden en los shows, sino a un proyecto muleto. Quedan algunas canciones asombrosas como "Sign Of The Cross" o "The Clansman", pero creo que a cualquier fan le excita más la idea de escucharlas en la voz de Bruce. Blaze era un tipo muy piola, con una onda generosa y, en el contacto con los fans, muy consistente con el estilo de Maiden, pero no era el cantante para la banda.

Maiden nos visito ya en 7 oportunidades, ¿cual crees que fue el mejor show que dieron en estas tierras y porque?


El último, indudablemente. Todos los elementos estaban en su punto. La banda incluso se hallaba de mejor humor que la vez anterior y el show tuvo una precisión asombrosa, con Bruce compenetrado y filoso como pocas veces. Fue un lujo verlos en semejante forma, dentro del marco ideal y con todas las circunstancias a favor.

Siguiendo con los shows de Maiden, la banda siempre manifiesta que su mejor presentación es la de donnington en el 88, show que pudistes presenciar. ¿Qué nos podes contar de esa experiencia?


Para mí fue algo de otro mundo, porque en aquella época las bandas no venían a la Argentina como sucede hoy y no estábamos acostumbrados a ver shows internacionales. De modo que me encontré de buenas a primeras viendo en el mismo cartel nada menos que a Helloween, Guns'N'Roses, Megadeth, David Lee Roth, Kiss y Maiden, y nada menos que en tierras inglesas y con el escenario más ambicioso que la banda había concebido. No sólo la experiencia del festival en cuanto a música fue reveladora, sino también el viaje y la manera en que viví el evento, compartí con la gente y disfruté de la locura de estar ahí. Fue de cuento de hadas para mí. Cuando salió la banda a tocar en ese mundo helado, recreado en varios niveles, representando la tapa de "Seventh Son Of A Seventh Son", y apareció luego el Eddie cibernético que parecía flotar sobre la tarima, pensé que me habían transportado al paraíso. Era ya de noche, Bruce iba mencionando los lugares por donde iba a pasar la gira inglesa, y por cada ciudad que mencionaba se alzaba la ovación de un grupito que celebraba con sus banderas. Sobre el final, Bruce estaba tan emocionado que retaba a la gente a continuar como si no hubiese límites de horario. Inolvidable. Todo, hasta la manera en que me derrumbé de cansancio en el coche cuando terminó el festival y al despertarme pensé que había sido un sueño.

Recientemente Maiden sorprendio al mundo con el documental Flight 666 en el que tuvistes una participación que finalmente no aparece en el film, pero si en los creditos: ¿Que impresión te merece el resultado final del mismo?


Muy interesante, realmente. Sam Dunn me resultó un tipo muy piola y vengo admirando los documentales que está haciendo por la manera en que los encara. Ciertamente, los estudios de antropología le sirvieron una barbaridad para narrar la historia. El documental de Maiden terminó resultando algo extraño porque captó a la banda en un momento atípico. Ya no se trata de una banda de músicos jóvenes o necesitados de atención, más bien perciben las cámaras como un intruso consentido. Por eso las escenas que no se concentran en el escenario tienen un sabor extraño, verlo a Nico desesperado por ir a jugar al golf o a Bruce entusiasmado con su avión tal vez no sean las situaciones que uno como fan sueña de su banda, no condicen con el clima de rock and roll que se vive cuando la banda sale a las tablas y el calor del recital sube cien grados. Por eso es que al documental, como tal, quizás le faltó un elemento emotivo, no hay una trama alucinante detrás como la de "The Story Of Anvil" con luchadores que aspiran a la fama sin alcanzarla. Lo más meritorio son las imágenes en vivo de la banda y el furor de la gente. Eso es impagable, porque es donde Maiden late como mito y se convierte en fenómeno. Ahora estoy esperando con ansiedad el documental de Sam sobre Rush, el trailer de adelanto me voló la cabeza.

¿Cómo definirias a cada miembro de maiden?, comenzando por el padre de la criatura Steve Harris.


Steve es algo así como una figura seria y silenciosa que está muy al tanto de su responsabilidad y sabe que representa la esencia de Maiden, el responsable de que la mística esté siempre en su lugar. Las veces que charlé con él me pareció un tipo de una entrega inquebrantable. Dave es un buenazo, de esos tipos que pueden charlar sobre cualquier cosa con una candidez que vos no te imaginás de un músico consagrado. Nico siempre está a mil, pero sabe que es algo así como el payaso del grupo, y a veces queda atrapado en su personaje. Janick es culto y muy atento, y si un día tenés oportunidad de charlar mano a mano con él te va a contar cosas del negocio de la música que te pueden poner los pelos de punta. Bruce lleva encima el peso del frontman, a veces parece distraído o desinteresado cuando le hablás, como metido en su mundo, pero en realidad está procesando en la cabeza muchas cosas a la vez, se le ocurren cosas todo el tiempo. Y Adrian, en fin, es el único integrante de Maiden con el que no tengo una foto, eso ya lo define como un tipo raro.

Vamos un poco a tus gustos personales, ya que al margen de tu labor periodística, vos mismos te declaraste fan de la doncella: ¿Cual es para vos el mejor disco de Maiden?


"The Number Of The Beast". Hay un antes y un después de escuchar ese disco.

¿Cuáles son tus temas favoritos Maiden?


Uf, demasiados. Algunos muy obvios, como "Run To The Hills", "Hallowed Be Thy Name" o "The Trooper". Otros no tanto, como "Sea Of Madness", "Crosseyed Mary" (el cover de Jethro Tull), "Murders In The Rue Morgue", "Children Of The Damned", "Afraid To Shoot Strangers" y "Montségur". La de Maiden es una discografía impresionante, con mucho para apreciar.

¿Un arte de tapa favorito?


"The Number Of The Beast" nuevamente. La mirada llameante de Eddie y todo ese juego inquietante de marionetas que al mismo tiempo reflejaba candidez e ironía no creo que hayan sido superados por las tapas que siguieron, aunque "Seventh Son Of A Seventh Son" y "Somewhere In Time" también tienen lo suyo.

Siempre fantaseamos con la posibilidad de escuchar en vivo algun tema de esos que Maiden nunca toco. ¿Particularmente, cual te gustaria escuchar?


Me puedo equivocar, pero entiendo que nunca tocaron "Alexander The Great"; creo que "Mother Russia" y "Back In The Village" tampoco. Me anotaría con esas tres, en principio.

Seguramente que al haber realizado 2 libros sobre Iron Maiden, debes tener muchisimo material, inclusive, que no haya sido publicado en los mismos: ¿Qué detalle, dato o curiosidad de Maiden nos podes contar que sea poco conocido inclusive por los fans de la banda?


Te puedo contar una anécdota personal. Dije que Dickinson parece a veces distante o desinteresado, pero no es así. Una vuelta le mencioné en una entrevista a Gryphon, una banda progresiva inglesa de los '70s, en relación con ciertos contenidos de "Chemical Wedding" y no pareció interesarle en absoluto, pero cuando ya había terminado el reportaje y yo casi me había ido de la zona de camarines, me corrió hasta la salida para explicarme que no había entendido bien antes y contarme de unas ideas que tenía para una próxima novela y que se le habían ocurrido a partir de la música de Gryphon y otras bandas progresivas británicas. Me tuvo como media hora hablando de eso, ¡más de lo que había durado la entrevista!

Cambiando un poco de tema, recientemente se produjo la perdida del pequeño gigante Ronnie james Dio ¿Que Sensacion te produjo la perdida de este verdadero icono?


La verdad es que me afectó mucho más allá de lo esperable. Ronnie fue algo así como un ídolo personal desde que estaba en el Secundario, porque en definitiva encarnaba la excelencia vocal que contradecía la sordera de los detractores del Metal. En aquella época, cuando se ninguneaba a la música pesada con tonterías del tipo "gritan como locos", "desafinan todo el tiempo", "es demasiado ruido", Ronnie era la prueba viviente de que se equivocaban y se tenían que tragar las palabras. Luego tuve la fortuna de conocerlo personalmente y la admiración se volvió humana al contacto con un sujeto que daba lecciones de humildad con el trato y con el oficio. Siento que no es demasiado decir que, para un amante del Metal, el mundo con Ronnie vivo era un lugar mejor.

A Raiz de lo que sucedio con Dio uno de los temas de debate es que pasara en unos años con la escena, cuando las grandes bandas comiencen a desaparecer. ¿Como ves el recambio? ¿Existen bandas con potencial para reemplazarlas?


El recambio normalmente se da sin que se perciba. Pero también hay que entender que ciertos artistas son irremplazables. Seguramente habrá otros hitos que crezcan en popularidad a su debido tiempo, pero nunca exactamente sobre las mismas huellas. No va a haber otro Dio, u otro Maiden, u otro Zeppelin, porque cada experiencia pertenece a su época y es irrepetible, pero seguramente va a haber una línea que se continúa como ha venido ocurriendo desde que Jimi Hendrix le puso fuego a la guitarra eléctrica y el género tomó identidad como tal. Bandas siempre hay, lo que cambia son los tiempos.

¿Un mensaje para los maideneanos del foro?


Gracias por la entrevista, ante todo, y que la llama interior siga creciendo a la altura de los sueños. Up the Irons!