Enfrentando al Maiden FC

En el fan experience de hoy, Pablo Kowicz nos cuenta sobre cómo le tocó ir al arco en un partido de fútbol… ¡Teniendo que atajar los remates del mismísimo Steve Harris!


Corría el mes de marzo de 2009, como buen fanático de Maiden ya poseía mi entrada para el Quilmes Rock 2009, nunca me los perdí, ese tampoco iba a ser el año… Pero esa gira fue distinta a todas, el fanático de Maiden lo sabe bien, esa fue la “Somewhere Back in Time”, ya la habíamos visto en Ferro 2008 y ahora volvían en menos de un año con el mismo set list.

En una mañana calurosa de marzo recibo el llamado de un amigo con el cuál solíamos jugar al fútbol 5 los días lunes. Atiendo y me dice: “El sábado al medio día ¿querés atajar en cancha de 11?”, “claro”, le digo no tengo nada que hacer… “¡Ok, prepárate porque jugamos contra Maiden!“ “¿¿Quééééé??” Jajajaja, obviamente no le creí. Al otro día me vuelve a llamar y me dice “¡Mirá que es verdad! Jugamos con Maiden, solo te pido que no le digas a nadie porque si llegan y ven público o fans se van, no quieren a nadie, solo jugar al fútbol.”, así que el sábado fui hasta el campo deportivo del St.George College (colegio inglés de Quilmes. Pcia.de Bs.As) y ahí me cambié en el vestuario, me presentaron al resto del equipo (varios amigos del barrio quienes no tenían idea de quién era Iron Maiden, Harris, o cualquier otro) el único fanático convocado a jugar era yo. Me temblaban las piernas y no podía creer lo que estaba a punto de vivir.

Ahora viene la anécdota fan de Maiden: No pude con mi genio y un día antes le conté a todos mis amigos fanáticos lo que iba a vivir el sábado (recibiendo varios insultos porque no los podía hacer jugar a ellos también). Mis amigos, los fanáticos enfermos, a pesar de las advertencias y la prohibición de entrar al club deportivo se hicieron presentes dos de ellos. Lograron sortear los controles y no solo llegaron a estar viendo el partido, si no que también jugaron unos minutos.

El partido fue realmente entretenido, ganó Maiden FC 4 a 3. Luego de ese mediodía de sábado caluroso de marzo, esa misma noche fue el recital y en un momento del mismo Dickinson cuenta al público que el equipo de Maiden había jugado al fútbol con un combinado argentino y había ganado 4-3. Yo me encontraba en medio del campo escuchando a Dickinson con la firma de Harris estampada en mi brazo sin poder creer que era yo fui el arquero del partido del que Bruce Dickinson estaba hablando ante miles dé fanáticos… Todavía recuerdo cada jugada en la que tuve que taparle pelotas a Steve Harris. Si, si, Steve Harris (el del póster de mi habitación desde que tenía 10 años), si bien no me metió ningún gol debo decir que es un crack con una gran pegada y mucha lectura del campo.

Esta historia queda para siempre en mi memoria y cada vez que vuelven espero que se dé una revancha, ya que me entere que quedaron muy conformes con la dinámica del partido y la buena onda entre todos… Dicen que nadie les juega en serio y todos los dejan ganar. Será porque en Argentina el fútbol es cosa seria, ¡así sea tu rival Iron Maiden! Jajajaja.

UP THE IRONS!


Si querés que tu anécdota maideneana aparezca en esta sección de la web, envíanos un mail a maidenarg@gmail.com contándonos tu historia en, por lo menos, mil (1000) caracteres y dos (2) fotos.