Log In Regístrate

Extras

banner_cesar banner_diario banner_cesartff

En Vivo! (2012)

Flight 666 2009 Iron Maiden 2009

Formación


Bruce Dickinson - Voz

Steve Harris - Bajo

Dave Murray - Guitarra

Adrian Smith - Guitarra

Janick Gers - Guitarra

Nicko McBrain - Batería

Ficha Técnica


TÍTULO: En Vivo!

FECHA DE SALIDA: 21 de Abril de 2012

SELLO: EMI

PRODUCTORES: Kevin Shirley

DIRECTORES: Sam Dunn


CD1: Live at Estadio Nacional, Santiago


#

Nombre

Letra

Info

Autores

Duración

01.

Satellite 15...

letra info

Smith/Harris

04:36

02.

The Final Frontier

letra info

Smith/Harris

04:10

03.

El Dorado

letra info

Smith/Harris/Dickinson

05:52

04.

2 Minutes to Midnight

letra info

Smith/Dickinson

05:50

05.

The Talisman

letra info

Gers/Harris

08:45

06.

Coming Home

letra info

Smith/Harris/Dickinson

05:57

07.

Dance of Death

letra info

Gers/Harris

09:03

08.

The Trooper

letra info

Harris

03:59

09.

The Wickerman

letra info

Smith/Harris/Dickinson

05:06

10.

Blood Brothers

letra info

Harris

07:04

11.

When the Wild Wind Blows

letra info

Harris

10:37

12.

The Evil That Men Do

letra info

Smith/Dickinson/Harris

04:17

13.

Fear of the Dark

letra info

Harris

07:30

14.

Iron Maiden

letra info

Harris

05:08

15.

The Number of the Beast

letra info

Harris

04:57

16.

Hallowed Be Thy Name

letra info

Harris

07:28

17.

Running Free

letra info

Di'Anno/Harris

07:57

CD2: Documental "Behind The Beast"

01.

Documental "Behind the Beast"

87:53

02.

Satellite 15...The Final Frontier (Video clip)

05:10

03.

The Making of Satellite 15...The Final Frontier Videoclip

06:07

04.

The Final Frontier World Tour Show Intro

03:41

Reseña del staff

Es difícil para cualquier fan argentino acercarse a este registro en vivo sin sentir (al menos) una pisca de amargura y desazón. Iron Maiden había prometido durante el tramo sudamericano de la gira de promoción de “The Final Frontier” registrar los conciertos de Buenos Aires y de Santiago de Chile para su próximo DVD y CD en directo pero finalmente, o al menos oficialmente, los británicos se decidieron por mostrarle al mundo “solamente” su presentación en el país trasandino (más adelante explicaremos el porqué de ése “solamente”). La versión oficial de los acontecimientos alude a cuestiones técnicas la razón de este cambio de decisión. Para quien está más o menos metido en este asunto, bien podría suponer que los Maiden hicieron la lógica y optaron por el show en el que tuvieron mayor convocatoria (se estima que en Santiago hubo alrededor de 15.000 personas más que en Buenos Aires). Otra teoría para nada descabellada dice que el DVD representa cierta revancha para la banda, ya que en más de una oportunidad el combo de Harris se vio impedido de presentarse en Chile debido a que la iglesia católica de ése país los acusó de satánicos; de modo que de alguna forma “En Vivo!” también sería un desquite contra ellos. Como sea, la banda no manejó de manera muy responsable la (pre) promoción y la posterior presentación de este lanzamiento. Más si tenemos en cuenta de que se trata de Iron Maiden, una banda que siempre estuvo muy atenta y muy dedicada a las expectativas de sus fans. Vaya uno a saber. Ahora, habiendo hecho el descargo correspondiente, pasemos a lo que verdaderamente importa que es el análisis de este paquete en vivo ofrecido por el sexteto.

Ya hemos dicho en otras oportunidades que en la actualidad las grabaciones en directo carecen del impacto de antaño. Es casi imposible que se tornen en ítems indispensables en la discografía del artista en cuestión, sobre todo si se trata de una banda ya consagrada. Los tiempos son otros. Las formas de consumir música han cambiado y hoy casi se puede ver un recital de cualquier banda por Youtube. Dicho de otra forma, los lanzamientos en vivo hoy por hoy no tienen otra finalidad que atacar directamente el bolsillo del fan. Y como Iron Maiden es una banda que tiene una inmensa base de devotos seguidores, puede permitirse lujos como el de sacar un DVD luego de cada gira. Por eso, ante la excesiva cantidad de ítems similares, lo más lógico es realizar una comparación fidedigna que ayude al análisis porque a la larga esto no es otra cosa que más de lo mismo: predominio de las canciones pertenecientes al disco que la banda se encuentra promocionando (“The Final Frontier” en este caso) mechadas con los clásicos de siempre, más alguna que otra sorpresita. En ése marco, se puede comprender la aparición de varias gemas de la banda post-2000. Tomando esto como referencia, las comparaciones más obvias cabrían hacerlas con los registros en vivo de “Rock in Rio” (2002) y “Death on the Road” (2005), cuando la banda se encontraba presentando los álbumes “Brave New World” y “Dance of Death” respectivamente. Para el caso, me animo a afirmar que Maiden sigue sin poder lanzar un testimonio que refleje tan bien la relación público-banda como el registro realizado en el país Carioca. En ése sentido, “En Vivo!” tiene similitudes con “Death on the Road” en cuanto a su edición, ya que todo parece más calculado y estudiado, y a veces pierden ésa espontaneidad que tienen los shows en directo, cosa que no ocurre en “Rock in Rio”. Ahora, si “Death on the Road” presentaba un gran avance en cuanto a la calidad de filmación y a la edición de las tomas con respecto a su antecesor, “En Vivo!” supera todos los récords de la Doncella en el aspecto técnico. La soberbia calidad de imagen (exquisita para quienes tienen blue-ray) y la posibilidad de ver a la banda en simultáneo desde distintos ángulos ofrecen un atractivo visual al cual es imposible resistírsele, midiéndose codo a codo con otros grandes lanzamientos de la época como “Live at River Plate” de AC/DC u “Orgullo, Pasión y Gloria” de Metallica. Pero ya que estamos hablando de las cuestiones técnicas, es imposible ignorar el hecho de que muchas de las tomas del show pertenecen al concierto de Buenos Aires, sobre todo las tomas panorámicas. Si se lo quiere analizar desde el punto de vista sentimental, el fan argentino puede considerar esto como una suerte de premio consuelo. Analizado desde el ángulo meramente técnico, es una pifiada bastante importante ya que se puede distinguir claramente las diferencias entre los dos estadios en más de una oportunidad.

La performance de la banda, como siempre, roza la perfección y el lanzamiento también cuenta con otro disco con muchísimo bonus material para que los fans justifiquen el gasto y puedan adentrarse en el mundo más intimo del sexteto; con miles de detalles que hicieron de la gira de “The Final Frontier” otro capítulo dorado en la historia de uno de los grupos más grandes del Metal. En resumen, “En Vivo!” no será una pieza imprescindible en la discografía de Iron Maiden pero la altísima calidad del producto, amén de las cuestiones extra musicales descriptas, no puede dudarse ni por un segundo.

Juanmaiden